CUIDAR CON AMOR

La hospitalización domiciliaria genera diferentes retos a quienes asumen el rol de cuidadores. A pesar de la entrega y el amor que tiene el cuidador para la persona que ayuda, siempre se viven situaciones que pueden salirse de control y esto hace que haya una inestabilidad emocional y un sentimiento de frustración de las dos partes.