Alzheimer

Artículo publicado en Notitarde el 29/09/2016
Cada 3 segundos alguien en el mundo desarrolla demencia y se estima que alrededor de 131.5 millones de personas vivirán con demencia para el año 2050. 

La demencia es un nombre colectivo para los síndromes cerebrales degenerativos progresivos que afectan la memoria, el pensamiento, el comportamiento y la emoción. La demencia puede afectar a las personas de manera diferente pues la personalidad del individuo, la salud general y la situación social son factores importantes para determinar el impacto de dicha condición en el enfermo. Una cosa importante de resaltar es que la demencia no es parte del proceso normal de envejecimiento. La enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia (equivale al 90% de los casos) y representa la sexta causa de muerte en Estados Unidos. Aunque el Alzheimer y otras formas de demencia son más comunes con el avance de la edad (la mayoría de los enfermos tienen más de 65 años), no se conoce el detonante de los cambios característicos que se producen en el tejido cerebral de personas con Alzheimer. 
Ésta es una enfermedad progresiva, donde los síntomas van empeorando a medida que pasa el tiempo. En las etapas tempranas la pérdida de la memoria es leve, pero en etapas avanzadas el individuo pierde la capacidad de tener una conversación e interactuar con el ambiente. Las personas que sufren de este mal viven en promedio 8 años más posterior al momento en que los síntomas se hacen evidentes, pero la sobrevivencia puede ser de hasta 20 años. Los 10 signos tempranos de alarma para la enfermedad de Alzheimer son: 1) pérdida de la memoria que afecta las actividades diarias; 2) dificultad para planificar o resolver problemas; 3) dificultad para completar tareas hogareñas, del trabajo o recreativas; 4) confusión con el tiempo y lugar; 5) dificultad para comprender imágenes visuales y relaciones de espacio; 6) problemas nuevos con las palabras al habla o a la escritura; 7)  colocar las cosas fuera del sitio habitual e imposibilidad para recordar sus propios pasos y reencontrarlas; 8) disminución o pobreza de juicio; 9) retiro del trabajo o actividades sociales; 10) cambios en humor y personalidad. Si usted sufre o tiene un familiar con estos signos debe acudir a un psiquiatra para evaluación. 
Se cree que los genes desempeñan un papel en el desarrollo de la mayoría de los casos de la enfermedad. Mucho más comúnmente, se cree que los genes solo contribuyen a la susceptibilidad de una persona a la enfermedad. Parece que, al menos en algunos casos, los factores en el medio ambiente pueden ser necesarios para desencadenarlo. Aunque no hay medidas preventivas específicas, se recomienda  un estilo de vida saludable, llevar una dieta saludable y mantenerse física, mental y socialmente activo para prevenirlo.
Septiembre es el mes del Alzheimer, una campaña internacional para crear conciencia y desafiar el estigma asociado a esta enfermedad neurodegenerativa. La Fundación Alzheimer de Venezuela ha trabajado por años en pro de mejorar la calidad de vida de los afectados y sus familias. Pueden obtener mayor información acerca de esta enfermedad través de la web de la Fundación Alzheimer (http://alzheimer.org.ve) y por medio de nuestra redes sociales: @cuidadorexpress en Tuiter, y @tucuidadorexpress en Instagram y Facebook. 
@rubendperalta