Cómo ser Cuidadores de Alto Desempeño con el apoyo de un Coach

Como parte de nuestro Programa de Formación, el pasado 25 de mayo llevamos a cabo en Caracas el taller “Cuidadores de Alto Desempeño”; un encuentro en el que cuidadores, enfermeras y fisioterapeutas recibieron diversas recomendaciones de cómo mejorar su desempeño en la noble tarea del cuidado humano domiciliario.
El evento tuvo la participación especial de Norma y Estela Gavidia, quienes casualmente han vivido la experiencia de ser cuidadoras y ahora se dedican profesionalmente a acompañar, instruir y entrenar a personas que desean cumplir determinados objetivos o desarrollar habilidades específicas, a través de la metodología del Coaching.
Sabemos que los cuidadores (profesionales y familiares), las enfermeras, las niñeras o los fisioterapeutas, se enfrentan a altos niveles de estrés y una gran exigencia en el manejo de las emociones. Por esta razón, se considera que deben contar con el apoyo especializado de un Coach que les permita identificar y controlar los factores clave para un mejor desenvolvimiento, usando sus propios recursos y habilidades.
Norma Gavidia, por ejemplo, explica que “el Cuidador” debe entender que primero debe cuidarse a sí mismo, para poder cuidar a otro. Debe conocerse y especialmente reconocer sus áreas de Preocupación y de Influencia. “En cualquier circunstancia, debemos enfocarnos en el área de Influencia, es decir, en aquello que está bajo mi responsabilidad y que puedo gestionar. Un ejemplo claro es: Gestionar mi estrés, hacer horarios para realizar determinadas  actividades, identificar y trabajar mis emociones”, enfatizó la especialista.
También comenta que tratar de cambiar las emociones del paciente o de los familiares puede ser difícil de lograr e incluso tornarse un “Círculo de Preocupación”. En estos casos, el Cuidador debe apoyarse en técnicas que le permitan comunicarse de manera asertiva con la familia y el paciente, a fin de propiciar y mantener una mejor relación interpersonal. Así disminuirá ese Círculo de Preocupación.
Por otra parte, destaca que hay que tener respeto por las emociones de los familiares. A veces, quedarse en silencio es más efectivo y recomienda crear espacios para reflexionar. “No te tomes nada personalmente -advierte Norma- porque lo que dicen o hacen, no necesariamente es contra ti, sino producto de su situación. Siempre cuida tus palabras. Incluso cuando te sientas ofendida o injustamente culpada. Siempre da lo mejor de ti.” También sugiere la especialista que, ante cualquier situación, es preferible preguntar en lugar de hacer suposiciones.
Norma destaca que -como Cuidadores- debemos llevar una Bitácora (lista de acciones realizadas) de manera sintetizada. También, anotar cómo vemos al paciente o familiar e identificar sus cambios. Anotar las cosas que se deben hacer e ir tachándolas a medida que se cumplan. Eso disminuye el estrés y les dará la satisfacción de haber cumplido… Y lo mejor: Permite ocuparse de lo importante. Así que ¡Planifica tus actividades!
Por su parte, la coach Estela Gavidia hizo énfasis en que hay que enfocarse en crecer como personas. Aprovechar las situaciones negativas de la vida para aprender. Un participante comentó que había significado una oportunidad para expresarle el amor a su abuela.
Cuidar a un familiar no es algo que se planifica –dice Estela- pero debemos asumirlo como una realidad de nuestra vida. “Al final, te darás cuenta de que ese camino recorrido te va a ayudar a evolucionar y a afianzar valores como el amor, la solidaridad, la paciencia, la tolerancia, la valentía, la empatía y el respeto. Pregúntate: ¿Cuál es el valor que necesito en este momento?”.
Durante el encuentro, hubo algunos asistentes que manifestaron que al ser cuidador de un familiar sentían que estaban haciendo a un lado su propia vida, a lo que la coach Estela recomendó la importancia de saber valorar el trabajo que hacían y responder a la pregunta: ¿Te estás cuidando a ti misma?
Recomendación de Estela: “Procúrate un espacio para la tranquilidad, para estar contigo o hacer algo que te permita drenar…, como por ejemplo: conversar, leer, reunirte con amigas, etc. Ciertamente, quien cuida a un familiar muchas veces vive en automático. No nos ocupamos de conocernos a nosotros mismos. Reflexionar sobre lo que pensamos y cómo nos sentimos”.
A través de Cuidador Express, las familias y quienes ejercen o prestan el servicio de cuidado y atención a domicilio pueden contratar los servicios de un Coach que los guiará para superar esos retos y obtener las herramientas necesarias, orientadas a gestionar el estrés, conocerse a sí mismos, lograr una comunicación asertiva, cómo generar confianza, empatía y definir su propósito de vida, entre otros aspectos.
Si quieres más información sobre cómo contratar los servicios de un Coach, escribe a [email protected] o llama a 0414-440.4260.